martes, 23 de enero de 2018

Atencion

La atencion es fundamental  porque  lo que no  se  utilza se pierde.
Atender varias cosas  a la vez al fin no se hace nada.

La preocupación por  algo nos ocupa para no estar en lo qe necesitamos

Esquema de la guerra civil: 1936 - 1939

Esquema de la guerra civil: 1936 - 1939

LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA (1936 – 39)
1.- La sublevación militar.
·           El golpe militar del 18 de julio de 1936: Preparación tras la victoria electoral de la izquierda del Frente Popular de 1936.
·           Triunfo del golpe militar: Marruecos, Islas, Andalucía Occidental (Sevilla, Cádiz), Cáceres, Castilla y León, Galicia, Aragón. España agrícola y atrasada.
·           Fracaso del golpe militar: Madrid, Castilla-La Mancha, Badajoz, Andalucía Oriental, Murcia, Valencia, Cataluña. España industrial y moderna.
2- El desarrollo de la guerra.
·           Primera Fase (1936): Inicio de la guerra y avance hacia Madrid: Puente aéreo, toma de Badajoz (la represión), toma de Toledo, llegada a Madrid. Fracaso en la toma de Madrid. ¡No pasarán!
·           Segunda Fase (1937): La campaña del Norte. Las tropas franquistas toman Bilbao, Asturias y Santander. Fin del frente Norte. Toma de Málaga en febrero de 1937. La represión de Málaga en la carretera de Almería.
·           Tercera Fase (1938): División de la zona republicana en dos zonas. Las tropas franquistas llegan al Mediterráneo (Vinaroz – Castellón). Cataluña queda aislada de la zona republicana. Batalla de Teruel. Batalla del Ebro. Fracaso y derrota republicana. La conferencia de Munich (1938). Retirada de las Brigadas internacionales.
·           Cuarta Fase (1939): Fin de la guerra. Triunfo de los franquistas, derrota de los republicanos. Toma de Cataluña (enero de 1939). Éxodo de los republicanos a Francia (Muerte de Antonio Machado). División de los republicanos entre los partidarios de Casado (negociación y finalizar la guerra) y los partidarios de los comunistas y Negrín (resistir, aguantar la guerra hasta el inicio de la II guerra mundial). Fin de la guerra (1 de abril de 1939).
3.- Evolución de las dos zonas durante la guerra.
·           La zona republicana: Disolución del ejército. Las milicias. La creación del gobierno popular. Los débiles gobiernos republicanos (Casares Quiroga, Giral), El gobierno de Largo Caballero, El gobierno de Negrín. Las colectivizaciones. El enfrentamiento entre comunistas y anarquistas (POUM).
·           La zona franquista: Dictadura franquista. Unificación política (F.E.T. de las Jons: Falange Española tradicionalista de las Jons).
4.- La dimensión internacional del conflicto.
·           El apoyo de las potencias fascistas al bando franquista. Apoyo de la Alemania nazi (Hitler) y la Italia fascista (Mussolini) a Franco. El apoyo de Portugal (Oliveira Salazar).
·           La farsa y la vergüenza el Comité de No Intervención. El papel de Gran Bretaña y Francia en la farsa del comité de No intervención.
·           El apoyo de la Unión Soviética a la República. El apoyo de Méjico (general Lázaro Cárdenas).
·           Las Brigadas internacionales.
5.- Las consecuencias de la guerra civil
·           Demográficas: Medio millón de Muertos. Los exiliados. La pérdida de los intelectuales, los científicos y la gente preparada.
·           Económicas: Destrucción del país. No se recuperan los niveles económicos de 1935 hasta 1953. Casi 20 años después.
·           Sociales: Dominio de los oligarcas (terratenientes, capitalistas). Pérdida de todos los derechos y libertades de los trabajadores y clases populares. La hegemonía social de la Iglesia. El control de la Iglesia en la Educación, moral y costumbres. El Nacional catolicismo.
·           Morales: Represión y sometimiento de los vencidos. Holocausto español.



BIEN POR EL JUEZ LLANERA

BIEN POR EL JUEZ LLANERA

Desde hace meses, el Gobierno suele embestir con bravura la muleta que le tiende Carlos Puigdemont. El expresidente felón lidia al natural, es decir, con la mano izquierda, las embestidas rajoyanas entre el aplauso encendido de la afición secesionista. Menos mal que el juez Pablo Llarena, desde la alta autoridad del Tribunal Supremo, está colocando a Puigdemont en su sitio.

En Bruselas pretendió que la Justicia belga le extraditara por un delito menor y no por rebelión y sedición durante su intento de golpe de Estado. En Dinamarca aspiraba a que le detuvieran para negociar con el Parlamento catalán como detenido y no como fugado.

Pablo Llarena, en su impecable auto, desgrana una argumentación irreprochable para negarse a atender la embestida de la Fiscalía General del Estado. No he oído nada más que comentarios favorables por parte de los ciudadanos y los políticos y, sobre todo, por parte de los juristas al escrito del magistrado del Supremo.

El expresidente prófugo ha visto cómo el juez desmantelaba su carpa circense. Frente a la sagacidad de Pablo Llarena, las piruetas y las añagazas de Puigdemont han quedado al descubierto y condenadas al fracaso. El expresidente está in púribus ante la opinión pública. Bien por Pablo Llarena. Desde la absoluta independencia que exige la administración de la Justicia en un Estado de Derecho, está dando una lección a los políticos precipitados y voluntaristas de lo que significa actuar con prudencia y con sagacidad.

El juez frustra el último intento de Puigdemont de volver a ser presidente

El juez frustra el último intento de Puigdemont de volver a ser presidente

El presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, le propone para la investidura con el Gobierno y la oposición en contra

Nati VillanuevaNati VillanuevaSeguir
DANIEL TERCERO
Madrid/BarcelonaActualizado:
El juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena destapó ayer la jugada que pretendía Carles Puigdemont cuando anunció a bombo y platillo su viaje a Dinamarca. El expresidente de la Generalitat quería que España reactivara la euroorden para, una vez detenido, conseguir la delegación de su voto y de su propia investidura, amparándose en que no tiene libertad de movimientos y, por lo tanto, no poder asistir al debate que debe celebrarse antes del 31 de enero.
Una vez más, el magistrado que investiga a los miembros del ejecutivo catalán por rebeldía o sedición y malversación, ha frustrado los planes del prófugo y, como adelantó ABC, se ha negado a activar una nueva orden de detención, como le había pedido la Fiscalía unas horas antes. La primera consecuencia de la negativa del juez, que se produjo poco después de que el nuevo presidente del Parlamento catalán, Roger Torrent, le propusiera como candidato para la investidura, es que, sin su presencia, su proclamación sería ilegal; la segunda, indirecta, es que, sin saberlo, Llarena allana el camino de ERC para presentar a Oriol Junqueras, aunque esté preso.

«Una justificación»

No obstante, como anunció ABC, si ya de por sí es complicada su situación al encontrarse en prisión y no poder asistir a plenos y debates, se puede complicar aún más su horizonte político si es procesado en primavera por un delito de rebelión. En ese caso podría ser inhabilitado sin esperar a que haya sentencia firme, con lo que su paso por la Cámara autonómica en esta legislatura puede ser fugaz.
En su auto Llarena subraya que la petición de la euroorden por parte de la Fiscalía parece razonable teniendo en cuenta que se trata de una persona huida de la Justicia española, pero en este caso, dice, la «jactancia» de Puigdemont de desplazarse a Dinamarca en este preciso instante «no tiene otra finalidad que buscar su detención y subvertir la finalidad» de un instrumento de cooperación internacional para burlar el orden legal que rige la actividad parlamentaria.
A su juicio, busca «pertrecharse de una justificación de que su ausencia (en el debate de investidura) no responde a su libre decisión como prófugo de la Justicia, sino que es consecuencia de una situación que le viene impuesta». De esta forma trataba de conseguir la delegación de voto que sí se le ha permitido a otras personas que se encuentran en prisión preventiva (Oriol Junqueras, Jordi Sànchez y Joaquim Forn), «como si estuviera en el mismo supuesto que quienes están a disposición de este tribunal y han sido privados de su libertad (...)».
Llarena no descarta volver a cursar órdenes de detención europea e internacional contra el expresidente autonómico y los cuatro exconsejeros huidos, pero más adelante, cuando el orden constitucional y el funcionamiento parlamentario «no se encuentren en riesgo por una detención que sería lógica en otro contexto».
Además, Llarena recuerda los argumentos que utilizó en el auto del pasado 5 de diciembre en el que desactivó la euroorden cursada por la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela. Al tratarse de una causa en la que la rebelión (o sedición, más adelante se calificarán los hechos) se habría producido con el concierto de todos los investigados, denegar parcialmente la ejecución de las órdenes de detención dificultaría la respuesta homogénea que justificó la acumulación de la causa en el Tribunal Supremo.
Por último, Llarena explica que su decisión de retirar la orden de detención de Bélgica en su momento o no cursarla ahora en Dinamarca «no descansa en una desconfianza respecto a la actuación jurisdiccional de un Estado concreto, sino en las lógicas divergencias que, en delitos complejos, pueden existir entre ordenamientos jurídicos de distintos Estados de la Unión».

Carta a Rajoy

Poco antes de que Llarena diera al traste con la última estratagema de Puigdemont, Torrent confirmaba, desde el Parlament, su propuesta formal a los 135 diputados autonómicos para investir al líder de Junts per Catalunya (JpC). «Certifico que el único candidato propuesto ha sido el señor Carles Puigdemont i Casamajó. Así pues, debido a que he podido constatar que es quien puede conseguir más apoyos,propondré a la Cámara al diputado señor Carles Puigdemont i Casamajó como candidato a la presidencia de la Generalitat», dijo, para añadir que visitará a los tres presos en Madrid y viajará a Bélgica para verse con Puigdemont y los cuatro exconsejeros que le acompañan.
Torrent se estrenó en sus tareas como presidente del Parlament, además, enviando una carta al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en la que defiende la propuesta de investidura de Puigdemont, le pide a Rajoy una reunión para «abordar» de manera «directa y franca» la situación anómala del Parlament y le reclama que «revierta» la situación de prisión preventiva de Oriol Junqueras, Jordi Sànchez, Jordi Cuixart y Joaquim Forn: «Confío que podrá usted facilitar dicho propósito». Desde el PP ya se ha advertido de que esa cita no se va a celebrar porque Rajoy no puede interferir en procesos judiciales.

Cs y el PSC anunciaron, tras las palabras de Torrent, que pedirán unareconsideración formal de la decisión de proponer a Puigdemont para su investidura. Eva Granados (PSC) añadió que, si la Mesa no la toma en consideración, acudirán al Constitucional.

lunes, 22 de enero de 2018

Los Mossos intentaron destruir la alerta de Estados Unidos que alertaba de los atentados en la Rambla



ESPAÑA

Ambiente en las Ramblas una semana después al atentado
Ambiente en las Ramblas una semana después al atentado - ORIOL CAMPUZANO

Los Mossos intentaron destruir la alerta de Estados Unidos que alertaba de los atentados en la Rambla

Según publica El Periódico, entre la documentación que los Mossos d'Esquadra llevaban a una incineradora el pasado 26 de octubre, la víspera de la declaración la DUI y la aplicación del 155, figura el original en inglés de la alerta y un informe interno elaborado por la policía catalana sobre esta nota

BarcelonaActualizado:
Los Mossos d'Esquadra intentaron destruir la alerta emitida en mayo del pasado año por Estados Unidos sobre un posible atentado en La Rambla, pocos meses antes del ataque yihadista en Barcelona, aunque la Policía Nacional decomisó esta documentación el 26 de octubre, antes de que fuera incinerada.
Según publica este lunes El Periódico, entre la documentación que los Mossos d'Esquadra llevaban a una incineradora el pasado 26 de octubre, la víspera de que el Parlament votara la declaración de independencia y el Gobierno destituyera al Govern y asumiera el control de la policía catalana en virtud del artículo 155 de la Constitución, figura el original en inglés de la alerta y un informe interno elaborado por la policía catalana sobre esta nota.
Los Mossos d'Esquadra han evitado hacer ningún comentario sobre el intento de destrucción de esta nota de alerta, que la Policía Nacional ha comunicado a la juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela, que fue quien les ordenó decomisar la documentación que la policía catalana iba a calcinar el pasado 26 de octubre.
Horas después del atentado terrorista en La Rambla, del pasado 17 de agosto, El Periódico publicó que los Mossos d'Esquadra habían recibido meses antes un aviso procedente de la CIA alertando sobre un posible ataque en esta céntrica vía barcelonesa, lo que fue desmentido por el entonces presidente catalán Carles Puigdemont, el entonces conseller de Interior Joaquim Forn -actualmente encarcelado por rebelión- y el mayor de la policía catalana, Josep Lluis Trapero, destituido tras ser imputado por sedición.
En una rueda de prensa del pasado 31 de agosto, Forn y Trapero acabaron reconociendo que sí habían recibido una alerta el 25 de mayo sobre un posible atentado en La Rambla, aunque alegaron que no procedía de la CIA y que no era fiable, ya que, de hecho, el aviso no tenía ninguna relación con la célula que finalmente atentó en agosto en Barcelona y Cambrils (Tarragona).
En el informe que la Policía Nacional ha remitido a la juez Lamela sobre la documentación incautada a los Mossos d'Esquadra el 26 de octubre a las puertas de la incineradora se subraya que existe una «nota en inglés sobre posibles ataques a turistas en Barcelona, remite USA».
Según la información que publica El Periódico, los Mossos d'Esquadra -que han rechazado manifestarse sobre estos hechos-, han corroborado que los dos documentos son reales y no están manipulados y han alegado que una copia digital de ambos permanece en los archivos del departamento de Interior.
De hecho, el pasado 26 de octubre, cuando una veintena de agentes de la Policía Nacional retuvo a la comitiva de los Mossos que iba a destruir la documentación en una incineradora de Sant Adrià del Besòs (Barcelona), la policía catalana ya alegó en un comunicado que los documentos en papel que se llevaban a destruir estaban en su mayoría digitalizados y que pertenecían a la Comisaría General de Información, relativos a permisos, vacaciones y bajas, así como sobre operativos y diligencias policiales del área de Información.
Cuando los Mossos intentaron destruir esa información, el área de Información estaba liderada por el comisario Manel Castellví, un mando de máxima confianza de Trapero que pidió pasar a la segunda actividad tras la destitución del mayor al frente de la policía catalana.
Entre el material incautado por la Policía Nacional frente a la incineradora figuran también documentos que implican a miembros de los Mossos d'Esquadra en la votación del 1-O.
En concreto, los agentes de la Policía Nacional que han analizado el contenido del material incautado han hallado escritos firmados por mandos intermedios de los Mossos dando instrucciones a sus agentes sobre actuaciones previas y posteriores al 1-O para proteger la consulta, que había sido suspendida por el Tribunal Constitucional.

Mirar

Enric Hernández (El Periódico) y Ana Pardo de Vera (Público).
La historia amenaza con dejar retratados a muchos: El Periódico ha sacado la artillería este lunes 22 de enero y pretende tomarse cumplida venganza a tantas y tantas descalificaciones que han venido sufriendo desde que el pasado mes de agosto de 2017 desvelasen la alerta que los servicios de inteligencia de EEUU habrían dado a los Mossos en relación a los atentos yihadistas en Barcelona--Salvaje linchamiento de las hordas separatistas a Enric Hernández por haber dejado a los Mossos con el culo al aire--.
El escándalo supuso en primer lugar las descalificaciones políticas de los Puigdemont, Forn (consejero) y Trapero (el mayor de la policía autonómica). Hasta ahí todo en orden. Pero el hecho de haber destapado unos documentos que dejaban en bragas a la plana mayor del separatismo, poniendo el foco en una posible dejadez de la policía autonómica, más centrada en seguir sirviendo de brazo armado del separatismo, también valió al rotativo los ataques mediáticos.
Los primeros en lanzar el linchamiento fue el Colegio de Periodistas de Cataluña, que acusaron a sus compañeros de El Periódico de mentir. Simple y llanamente. Unas acusaciones que recordaba este 22 de enero el periodista Albert Castillón en su Twitter. Las disculpas no parece que vayan a llegar.
Pero a ellos se sumaron desde Madrid los de 'Público Today', los mismos que con dinero del multimillonario Jaume Roures ponen medios y espacio a Juan Carlos Monedero para que haga un 'late night' televisivo que ajuste cuentas con los enemigos mediáticos de Podemos.
Pues bien, los del digital que dirige la periodista Ana Pardo de Vera se sumaron a la opinión del Colegio de Periodistas Catalanes y se marcaron una nota fechada el 21 de septiembre de 2017 donde contaban que la Inteligencia estadounidense desmentía la "nota" a los Mossos de la amenaza a Las Ramblas.
El contenido de esa "nota" [...] fue desautorizado como una burda falsificación por todos los expertos en inteligencia y lucha antiterrorista que lo examinaron, y provocó una tormenta política por la clara intención de desprestigiar a los Mossos que subyacía en su difusión. Sin embargo, nadie consiguió desmentir formalmente la existencia de ese mensaje...
 
[...]
La carta de desmentido, con membrete de la Oficina del Director de Inteligencia Nacional y la firma de puño y letra de Nicholson, ha sido verificada por Público por diversas vías.
Pero Público también ha contrastado su contenido con fuentes de los servicios secretos acostumbradas a examinar ese tipo de documentos. Por ejemplo, como la misiva ha circulado en redes sociales, hay quien ha interpretado como insuficiente la frase de desmentido: "Después de una exhaustiva búsqueda en nuestros archivos y bases de datos, no pudimos localizar ningún registro que corresponda con su solicitud".
 
Pues este mismo 22 de enero de 2018 el rotativo de Zeta ha puesto muy nerviosos a sus linchadores.
Una información en la que asegura que los Mossos intentaron destruir la alerta de EEUU sobre la Rambla.
Así lo cuentan:
La célebre «nota» de EEUU sobre la amenaza de un ataque terrorista en la Rambla, desvelada por EL PERIÓDICO, a punto estuvo de quedar reducida a cenizas. Gracias a un soplo, la Policía Nacional pudo impedir que los Mossos d'Esquadra destruyeran el original en inglés y un dosier interno del cuerpo, junto a miles de documentos más, el 26 de octubre en una incineradora del Besòs. Este diario ha tenido acceso a ambos documentos, cuya autenticidad certifican oficialmente los Mossos.
Veremos ahora que dicen separatistas mediáticos como el citado Colegio Catalán o izquierdistas de postín como 'Público Today' para desactivar esta nueva bomba que vuelve a poner en entredicho la seriedad y profesionalidad del polémico mayor Trapero y del engranaje independentista respecto a la amenaza terrorista.

El desafío independentista

La juez Lamela ordena investigar la vigilancia a políticos en relación al 1-O

La magistrada ha llamado a declarar como testigo el 14 de febrero al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.

  • El jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, a su salida de la Audiencia Nacional tras declarar ante la juez Carmen Lamela el pasado 6 de octubre.
    El jefe de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluis Trapero, a su salida de la Audiencia Nacional tras declarar ante la juez Carmen Lamela el pasado 6 de octubre. / Efe
larazon.es. Madrid.
Tiempo de lectura 2 min.
Hace 8 horas
Comentada0
La juez Carmen Lamela ha ordenado una serie de diligencias para averiguar "quien ordenó y cómo se gestó la actuación de vigilancia a políticos relacionados con la preparación del referéndum" del 1-O y ha llamado a declarar como testigo el 14 de febrero al coronel de la Guardia Civil Diego Pérez de los Cobos.
En un auto, la magistrada de la Audiencia Nacional acepta la práctica de una serie de diligencias propuestas por los investigados en este procedimiento Josep Lluis Trapero, ex mayor de los Mossos, y la intendente Teresa Laplana, y rechaza otras por considerarlas "innecesarias en este momento".
Así, acuerda librar un oficio a los Mossos d'Esquadra para que le remitan "el Plan Operativo, denominado dispositivo Agora" y el "acta de creación de la Comisión TIC para la seguridad y protección de los miembros del gobierno, autoridades de otras instituciones y otras personalidades".
Reclama también al cuerpo de seguridad autonómico un informe acerca de si esta comisión "recibió, en septiembre y octubre de 2017, encargo de aplicar las medidas de seguridad antes mencionadas a determinadas personas, con indicación del nombre y cargo de las mismas, de cuáles fueron incluidas en el dispositivo Agora y cuáles no".